Asexualidad, ¿la cuarta orientación sexual?

Una persona asexual es aquella que no experimenta atracción sexual hacia otras personas.

Cada persona asexual experimenta cosas como las relaciones, la atracción o la excitación de formas diferentes. La asexualidad no hace nuestras vidas mejores ni peores, simplemente nos enfrentamos a una serie de desafíos diferentes.

Podríamos confundirlo con el celibato, pero éste se escoge, y tampoco debemos relacionarlo con algún trauma del pasado. Sin embargo, la asexualidad es una parte intrínseca de quienes somos. Es distinta al celibato o a la abstinencia sexual, ya que estas son comportamientos, mientras que la asexualidad es generalmente considerada como una orientación sexual. De hecho, ser asexual no implica necesariamente no tener libido, no practicar sexo o no poder sentir excitación. Tampoco tiene que ver con no poder enamorarse o no tener pasiones ni sentir deseo.

what-is-asexuality

728px-understand-asexual-people-step-1

En la comunidad asexual se le considera una orientación sexual hacia ningún género o sexo, o la falta de esta orientación refiriéndose sólo a la atracción sexual. La orientación romántica de cada persona no tiene por qué coincidir con la sexual, de ahí que la diferenciemos.

Personajes como Sherlock Holmes, personaje creado por Sir Arthur Conan Doyle, o Sheldon Cooper, de la televisiva serie The Big Bang Theory, para quien el sexo es un mero trámite social, podrían ser ejemplos de personas asexuales en la cultura.

1480085825-043c7ceed12c9d5fa2f5d283fd65e43e
Sherlock Holmes
sheldoncooper
Sheldon Cooper (interpretado por Jim Parsons)

Algunos expertos llegan a considerar la asexualidad como la cuarta orientación sexual, detrás de la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad. El debate sobre ello está a la orden del día, ya que no hay consenso.

1297309983944_originalSabemos que la personas con un bajo deseo sexual siempre ha existido, el problema es que antes no se tenía un nombre para ello. No es hasta este siglo cuando se le denomina ‘asexualidad’. Los estudios se han centrado en constatar que existen las personas asexuales. No es hasta que en 2004, el doctor de la universidad canadiense de la Universidad de Brock, Anthony Bogaert, hace un estudio donde confirma que el 1% de los británicos son asexuales.

Según sus orientaciones sentimentales, los asexuales pueden ser heterorrománticos (si se sienten atraídos por el sexo opuesto), homorrománticos (si lo hacen por el mismo sexo) o arrománticos (si no sienten ningún tipo de inclinación).

Hay asexuales que se “fuerzan” a tener relaciones sexuales aunque no les apetezca por distintas cuestiones, ya que en la sociedad, en la pareja debe de existir el sexo. Por ejemplo, están los casos por lo que asexuales tienen sexo por el hecho de seguir teniendo pareja que sí le apetece, otros que tienen deseos esporádicos (grisexuales), o simplemente para procrear.

Nos encontramos con la asociación que fundaron en febrero de 2016, la primera de España: Asexual Community España (ACE), enfocados a la visibilización y el activismo del colectivo.

text

whatsapp-image-20160629-390x320

De hecho, existen psicólogos que quieren “curar” e indican que para ello debes mantener sexo, sí o sí. En 2013, la asexualidad dejó de ser considerada trastorno por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, pero según denuncian, siguen existiendo profesionales que lo prescriben como patología.

El anuncio de colchones Flex, trataba de ahuyentar ciertos tópicos que arrostran los asexuales, como que sufren aversión al sexo. Además, la campaña ayudó a acercar la realidad a mucha gente que, por cuestiones generacionales, no formaba parte de la comunidad virtual.

Anuncio Flex asexualidad

Los asexuales se sienten continuamente cuestionados, porque la incredulidad es la reacción dominante cuando confiesan que no experimentan atracción sexual “Eso no puede ser”, “es que no has tenido una buena experiencia”, “no has conocido a la persona adecuada”, “¿no serás homosexual?”, “¿te has mirado las hormonas? Igual es un problema de líbido”, son las preguntas que les desgastan a diario.

Existe una comunidad online mundial de asexuales, como es The Asexual Census, donde la diversidad es destacable: asexuales completamente (49%), demisexuales (Solo es capaz de sentir atracción sexual cuando la unión sentimental es muy fuerte e íntima) (11,1%), grisexuales (aquellos que solo experimentan atracción sexual en momentos sexuales y en circunstancias concretas (16,2%). El otro 23,4%, no se identificaban con ninguna. También existe una amplia comunidad virtual de asexuales, Asexuality Visibility and Education Network (AVEN) y su filial para hispanoablantes, AVENes, que compartían experiencias y vivencias de una orientación poco conocida y muy proclive a falsos mitos.

La doctora Teresa López, autora de La identidad asexual: de la masculinización social a las redes sociales virtuales, considera que podría tratarse del miedo al rechazo social.

“En Estados Unidos y el Reino Unido sí van a manifestaciones y sí hay un colectivo visible, pero en España vamos un poco más atrasados. En España hay una aversión a la incertidumbre muy grande, también en el campo sexual. Se avergüenzan más, temen más y se atreven menos”.

Teresa López

Como toda orientación, esta también tiene su propia bandera:aceflag

A pesar del desconocimiento y la poca visibilidad de la asexualidad en la sociedad, se ha hecho presente esta orientación en la literatura y el cine. Así queda reflejado en la novela La casa de los espíritus de Isabel Allende, en la que Clara afirma que el sexo solo le produce dolor de huesos y no muestra ningún interés por mantener relaciones con nadie. En otras obras como Cien años de soledad de García Márquez, Viene la noche de Óscar Esquivia o Muerte entre poetas de Ángela Vallvey, aparecen personajes o matrimonios que renuncian al sexo.

En España, destaca Diario de una asexual, de Lucía Lietsi.

En el cine podemos destacar la película “Nymphomaniac”  de Lars von Trier , donde aparece un contraste entre Joe, una mujer exageradamente ninfómana y Seligman, un hombre totalmente asexual.

nymphomanaic-poster-characters.jpg

Dentro de la música podemos encontrar a varios artistas que no son conocidos. Por ejemplo, la artista Noxaura Cille, una joven escritora y cantautora, quien afirma en una entrevista que se considera asexual, agénero y arromántica.

Entrevista a Noxaura Cille

Como podemos observar, el mercado que se ofrece relacionado con la asexualidad no es muy amplio. El motivo es simple, la escasa extensión y conocimiento del colectivo. El objetivo del colectivo asexual es ser aceptado como una cuarta orientación sexual, dejando atrás los calificativos de trastorno y enfermedad. La asexualidad no es un trastorno, es la cuarta orientación sexual.

Mª Ángeles González Antúnez y Javier Rosauro Barreiro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s